13 INDISPENSABLES para la fotografía de PAISAJE

Sigue estos consejos para triunfar en la fotografía de paisaje
Conviértete en un héroe del paisajismo fotográfico con estos consejos

Dicen por ahí, y con mucha razón, que la mejor cámara es la que tienes contigo. Sin embargo, si piensas dedicarte a la fotografía de paisaje, no querrás ser sorprendido constantemente por la ocasión sólo con la cámara de tu smartphone a tu alcance. Simplemente, la cámara del teléfono no es la herramienta adecuada para capturar un hermoso atardecer.

El punto es, trata de contar con el mejor equipo para la ocasión. Si sabes que vas a salir y sabes que tal vez exista la ocasión de tomarte un tiempo para hacer fotografía de paisaje, POR FAVOR lleva el equipo adecuado contigo, en lugar de ser una víctima de las circunstancias.

Por otra parte, en ocasiones a pesar de nuestras buenas intenciones, sencillamente no se nos ocurre llevar algo que terminamos necesitando. A fin de cuentas, somos humanos. Hay olvidos y no podemos preveerlo todo. Pero hay cosas que puedes llevar y que van a resolver el 80-90% de tus problemas. Precisamente por eso, preparamos esta guía con los artículos que no debes dejar en casa al salir a tu sesión de fotografía de paisaje..

1. Cámara (para fotografía de paisaje, bro!)

Obviamente, si quieres fotografiar paisajes necesitas una cámara. Pero NO CUALQUIER CÁMARA. Para la fotografía de paisaje, necesitas dos cosas fundamentales: La primera es que tu equipo esté preparado para enfrentar a la naturaleza, por lo que requieres una cámara con cuerpo sellado, que pueda resistir el medio ambiente. Toma en cuenta que los enemigos más frecuentes de tu cámara en fotografías en el exterior serán el agua (en forma de humedad, lluvia o nieve), el polvo y la arena. Toma tus precauciones.

La segunda cosa que necesitas es, una cámara con buen rango dinámico pues las escenas de paisajes comúnmente requieren que tu cámara sea capaz de capturar escenas con detalles luminosos y con sombras al mismo tiempo. Como regla general, las cámaras con sensores más grandes proporcionan un mejor rango dinámico, busca una cámara con sensor ASP-C o Full Frame si puedes permitírtelo.

2. Lentes

Aunque hay una enorme cantidad de lentes para tu cámara cada una tiene sus usos. En la fotografía de paisaje, simplemente enfócate en las lentes gran angular. Si vas a usar una cámara con sensor Full Frame, las lentes con rango de 14-35 mm son una buena elección, mientras que si vas a utilizar una cámara con sensor ASP-C busca alguna con el rango de 10-22 mm.

Un consejo: al comprar lentes para foto de paisaje, no requieres lentes rápidas, pues estarás trabajando con aperturas de f/8 o f/11 la mayor parte del tiempo y tampoco requerirás que tengan estabilización de imagen, pues estarás utilizando un trípode. Mejor, usa el dinero que ahorres para comprar lentes “prime” de distancia focal fija en lugar de comprar lentes con zoom. Al igual que con tu cámara, busca que las lentes estén diseñadas para soportar las inclemencias del clima.

3. Trípode

Esta es una herramienta importantísima en la fotografía del paisaje. Lo que requieres de tu trípode son dos cosas: que sea fuerte y que sea estable, de lo contrario, pasarás por muchos dolores de cabeza en tu aventura fotográfica.

Todo es cuestión de presupuesto pero es recomendable que uses uno de fibra de carbono para evitar los daños causados por la corrosión, pero si no te es posible, uno de aluminio servirá bien. Lo que sí es muy importante, es que procures comprar uno con mecanismo independiente en las patas, pues con mucha frecuencia la superficie del terreno desde donde harás las fotografías será dispareja.

4. Disparador remoto

El objetivo del trípode es evitar el movimiento de la cámara al tomar la fotografía, por lo que no tiene sentido agregarle vibración de manera innecesaria al pulsar manualmente el disparador de la cámara.

Consigue un disparador remoto, ya sea alámbrico o inalámbrico para realizar tus fotografías. Toma en cuenta que generalmente los disparadores alámbricos son más confiables, pues no están sujetos a interferencia. Por otra parte, aunque siempre puedes confiar en los disparadores originales, éstos pueden ser caros, sobre todo si son programables. Considera que los disparadores genéricos suelen dar buenos resultados también.

5. Filtros

En ocasiones, aunque contemos con una cámara con amplio rango dinámico, simplemente no es suficiente. Es por eso que el uso de filtros puede ser una pieza fundamental en tu fotografía de paisaje. Si bien es cierto que muchos efectos de los filtros pueden realizarse con post-producción muchas personas prefieren no hacerlo y también es cierto que algunos efectos como el del filtro polarizador no pueden simularse con post-producción.

También es recomendable que si quieres evitar perder o dañar tus preciados filtros, no olvides llevar contigo una bolsa para filtros.

6. Smartphone

Usa tu smartphone para simplificarte la vida con el paisajismo fotográfico
Tu smartphone te servirá más de lo que imaginas

¿Porqué desaprovechar estas maravillosas computadoras de bolsillo? Sus usos son tan variados que sólo mencionaremos unos cuantos: Para ubicarte con su geolocalización, para planear tu viaje, para hacer notas, consultar el clima, poner recordatorios y alarmas… ya nos entiendes.

7. Cubierta para lluvia

Una de las grandes desventajas de la fotografía de paisaje es que siempre se está sujeto al cambiante estado del tiempo y no es raro que un día soleado de pronto termine en tormenta. Es por eso que es mejor siempre estar bien preparado.

Nuevamente, también es cuestión de presupuesto, y aunque hay cubiertas especializadas para equipo fotográfico, siempre se puede improvisar con algunas bolsas Ziplock, todo está en usar el tamaño adecuado.

8. Lámpara

Todo el mundo sabe que los mejores momentos para fotografíar paisajes son al amanecer y al atardecer. Lo que muchos aprendemos con base en la experiencia es lo necesario que es una lámpara cerca de estos momentos. Si vas a fotografiar al amanecer, para llegar al lugar donde harás tu sesión fotográfica requerirás de luz artificial, porque el sol todavía no sale y también la necesitarás para instalar tu trípode y tu cámara en el lugar ideal. Del mismo modo, si estás fotografiando un atardecer, en pocos momentos perderás prácticamente toda la luz natural y guardar tu equipo para regresar a casa es algo que no querrás hacer a oscuras.

Te recomendamos que uses lámparas tipo minero, esas que se sujetan a tu cabeza. De este modo tendrás ambas manos libres para manipular tu equipo.

9. Repuestos

Quedarte sin baterías o sin espacio en tu tarjeta de memoria es realmente frustrante, sobre todo cuando la tienda más cercana está a kilómetros de distancia. Lleva siempre baterías de repuesto y por lo menos una tarjeta de memoria adicional, aunque lleves una vacía en tu cámara. Las desgracias suceden y la tarjeta puede venir defectuosa o dañarse sin previo aviso.

También te recomendamos llevar una multi-herramienta, como una navaja suiza. Y no olvides la cinta para ductos o de electricista. Recuerda que hasta un tornillo flojo en tu trípode tiene el potencial de arruinar tu sesión.

10. Visor externo

En condiciones de demasiada luz, mirar la pantalla LCD de tu cámara puede ser un verdadero reto, es aquí cuando los visores externos vienen a tu ayuda. Al estar en contacto directo con tu ojo, como si fuera un microscopio, siempre puedes observar con claridad la imagen. Si además de esto agregas que tienen aumento, terminas con un artículo que una vez que pruebes no dejarás de usar más.

11. Nivel

Aunque ajustar el horizonte es uno de esas correcciones básicas en post-producción, siempre involucra perder un pedacito de la imagen. Trata de adelantarte. ¿Porqué perder parte de la foto si podemos poner el horizonte en la posición correcta desde el principio?. Un nivel de burbuja para tu cámara es una solución barata y que puede ayudarte mucho. Considéralo.

12. Ropa

Nunca salgas a fotografiar sin la ropa adecuada. Es muy difícil concentrarse en hacer buenas fotos si estás padeciendo demasiado calor o frío. Cúbrete bien en climas fríos, incluyendo tus manos y la cabeza. También asegúrate de llevar un impermeable para la lluvia.

Si hace mucho calor, lleva además un sombrero, bloqueador solar y suficiente agua. ¿Sabes lo que le sucede a un fotógrafo al que le da un golpe de calor? Exacto, lo mismo que a todos los demás.

13. Un botiquín.

¿Cuando fué la ultima vez que saliste al campo y regresaste sin un sólo rasguño?

Es facil tropezar, herirse una rodilla y terminar con una espina clavada en la pierna. Esta y otras muchas cosas puedan pasar cuando se sale a la naturaleza. Lleva contigo un pequeño botiquín que te permita asear, desinfectar y proteger heridas. Pero también lleva contigo, alguna pastilla para el dolor o fiebre y un antidiarréico. Nunca se sabe y es mejor estar siempre preparado.

¿Te gustó el artículo? Suscríbete GRATIS a FotoAdiccionDigital y recibe nuestros mejores y más recientes artículos directo en tu correo.

Lee más artículos como éste en nuestra sección de Cámaras y Accesorios

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *