5 Maneras de AHORRAR al comprar EQUIPO FOTOGRÁFICO

Ahorrar en equipo fotográfico es posible, solamente tienes que tener cuidado de saber lo que realmente necesitas
Ahorrar no es nunca una mala idea

Ahorrar es importante. Sin importar si tomar fotografías es tu pasatiempo o es tu profesión, tarde o temprano desearás comprar más equipo. El problema, es que el dinero a nuestra disposición no es infinito. Lo peor, es que comprar por impulso puede llevarnos a cometer errores costosos.

A veces nos dejamos llevar por la idea de lo nuevo. Otras ocasiones deseamos lo que el vecino tiene. Incluso puede llegar a suceder que compremos cosas solo para dejarlas almacenadas, guardando polvo. Pero no tiene porqué ser así. Evita estos y otros errores con estas de 5 maneras de ahorrar comprando equipo fotográfico:

1. Define tus necesidades

Si nunca has escuchado hablar de Pareto, posiblemente estés gastando de más. Haciendo la historia corta, Pareto fue un filósofo y economista italiano que a principios del siglo XX enunció el principio que hoy lleva su nombre. Aunque en su momento, el principio hablaba sobre la distribución de la riqueza, hoy se usa en muchas áreas y también se conoce como la regla de 80-20.

¿Cómo se aplica esta regla para ahorrar en equipo fotográfico? Simple: 80% de tus fotografías las realizas con 20% de tu equipo. Moraleja: Analiza qué es lo que realmente utilizas frecuentemente.

Por ejemplo, hay lentes para cada tipo de fotografía. Si lo que haces es principalmente retratos, no tiene sentido comprar lentes macro. También debes analizar la conveniencia de comprar lentes Prime o lentes Zoom.

Si vas a comprar una cámara nueva, también tienes que analizar si el tamaño del sensor es el que requieres. La diferencia en precio entre una cámara con sensor ASP-C y una Full Frame puede ser muy grande. Asegúrate de que el gasto esté justificado por el uso que vas a darle a tu equipo.

Ahorrar evitando gastar en lo que no necesitas, libera tu presupuesto para gastar en lo que sí necesitas. Y ya que estamos hablando de presupuesto…

2. Ajústate a un presupuesto

Uno de los peores errores que puedes cometer, es no tener un presupuesto antes de salir a comprar. El segundo peor error, es no ajustarte a tu presupuesto.

La cantidad de dinero que cada uno de nosotros puede gastar en equipo fotográfico tiene un límite. Algunos pueden gastar más y otros menos, pero todos tenemos un límite. Exceder ese límite es una receta para el desastre. Siempre existirá la tentación de pagar un poco más para llevarte la versión más nueva, o el artículo de moda… pero de poco en poco terminas con una cuenta de la que puedes arrepentirte.

Si lo que quieres comprar está fuera de tu presupuesto, no lo compres. Espera a la próxima temporada de rebajas, o ahorra para comprarlo después.

3. Para ahorrar más, investiga bien

Como dicen por ahí, no hay viento favorable para el barco que no sabe a dónde va. ¿Qué tanto necesitas esa lente con mayor apertura máxima? ¿Realmente va a impactar significativamente en tu fotografía?

Es difícil decidir si no cuentas con la información adecuada. La buena noticia es que hoy en día encontrar esa información es mucho más fácil que antes. Lee revisiones en internet o mira videos de youtube sobre el equipo que piensas adquirir. Analiza los datos del fabricante y asegurate de entender las especificaciones. Trata de hacerte una idea balanceada de los pros y los contras de lo que deseas comprar. Compara alternativas.

También puedes pedir ayuda en tu tienda local de fotografía y probar el equipo, para hacerte de tu propia opinión.

4. ¿Y si en lugar de comprarlo, lo rentas?

A veces sólamente deseamos algo por simple consumismo. Pero si vas a usar el equipo nuevo con muy poca frecuencia, tal vez rentarlo sea una mejor opción.

Rentar tiene mucho sentido sobre todo si estás pensando en equipo tipo profesional o muy especializado. Se pueden rentar lentes, cámaras y equipo de iluminación tipo estudio. Hay rentas por día o por semana y muchas tiendas profesionales de fotografía ofrecen esta opción.

Pero hay una ventaja adicional, y es que rentar es una gran manera de probar de manera extendida equipo que deseas adquirir. Normalmente lleva un poco de tiempo acostumbrarse a equipo nuevo así como encontrar sus ventajas o desventajas. Una renta puede ser una gran inversión a largo plazo, pues comprarás algo que te dejará realmente satisfecho.

5. Busca la opción más barata

A veces, ser fotógrafo significa improvisar. ¿Sabías que puedes hacer fotografía macro poniendo una lupa frente a tu lente?

Comprar equipo usado, o comprar de marcas menos conocidas son medios para ahorrar. Frecuentemente puedes llegar a un resultado lo suficientemente bueno con un equipo mucho menos caro. También vale la pena preguntarse si hay un método alterno con el que lograr el mismo resultado.

Si te decides por comprar equipo usado, toma en cuenta que debes actuar con cautela. Investiga bien el estado real del equipo. Sobre todo, trata de determinar cuánta vida útil le resta aún. Hablando de lentes, fíjate que no tengan rayones. De ser posible siempre prueba el equipo antes de comprar y si es posible, prefiere comprar el equipo usado en lugares donde te ofrezcan garantía o tengan una buena política de devolución, si lo que compraste no es lo que esperabas.

 

Conclusión

Estos consejos te ayudarán a ahorrar algo de dinero cuando decidas comprar nuevo equipo fotográfico. Al final, la cuestión es no gastar de más en cosas que no necesitas o que no vas a utilizar lo suficiente como para que valga la pena la inversión. Sin embargo, lo más importante es que seguir estos consejos te ayudará a realizar mejores compras y a disfrutar tu nuevo equipo sabiendo que de verdad hiciste una compra adecuada para ti.

¿Te gustó el artículo? Suscríbete GRATIS a FotoAdiccionDigital y recibe nuestros mejores y más recientes artículos directo en tu correo.

Lee más artículos como éste en nuestra sección de Cámaras y Accesorios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *