TODO lo que DEBES saber sobre APERTURA

Lente con apertura máxima
Muestra de una lente con su máxima apertura

Cuando comienzas en cualquier cosa, el problema inicial es siempre el lenguaje. Hay palabras que se usan sólo en ciertos círculos. Es como con el vino. Hay gente que sólo lo bebe y otros que empiezan a hablar de taninos y no-se-qué. La fotografía no es diferente, y algunos términos como la apertura, pueden sonar raros al principio. Es por eso que vamos a aclarar el misterio en este artículo.

¿Qué es la apertura?

La cosa es sencilla. La apertura es sólo una medida de qué tan grande es el orificio por el que pasa la luz a través de la lente.

Hasta ahí, todo bien.

La cosa es, que hay un mecanismo que controla el tamaño del orificio. Ese mecanismo en la lente, que abre o cierra el orificio, se llama diafragma. Dependiendo del tamaño del orificio el sensor recibe más o menos luz.

Cuando seleccionamos una apertura determinada, lo que en realidad sucede es que el orificio en la lente que deja pasar la luz hacia el sensor de nuestra cámara se hace más grande o más pequeño.

La apertura se mide en valores o pasos f. Algunos ejemplos son f/2.8, f/4, f/5.6, etcétera. Cuando movemos este ajuste en nuestra lente, al pasar de un valor f al siguiente duplicamos o dividimos a la mitad la apertura del diafragma. O visto desde otro punto de vista, cada valor f duplica o divide por la mitad la cantidad de luz que llega al sensor.

Muchas personas se confunden un poco debido a que los valores f con aperturas grandes, tienen denominadores (el número después de la diagonal) mayores, por ejemplo, un valor f/4 es de hecho una apertura mayor que f/8.

Aunque al principio parece confuso, puede ser útil cuando hablamos del efecto secundario más importante de la apertura: La profundidad de campo. Esto es porque la profundidad de campo se comporta al contrario de la apertura. Entre más apertura, menos profundidad de campo y viceversa. Entonces, un valor f/4 tiene menor profundidad de campo que un valor f/8. Así ya parece más lógico ¿no?

La profundidad de campo

Ok, pero ¿Qué diantres es la profundidad de campo?

Sencillito:

La profundidad de campo mide la porción de una fotografía que aparece enfocada, independientemente de su distancia a la cámara.

Por ejemplo, en una fotografía con mucha profundidad de campo, todos los elementos aparecen bien enfocados, ya sea el sujeto o el fondo de la fotografía. De manera similar, en una fotografía con baja profundidad de campo, sólo la parte central y más cercana a la cámara permanece enfocada, mientras que el resto de la fotografía queda borrosa o con poca definición.

Las fotografías de paisajes se toman comúnmente buscando una alta profundidad de campo

Foto con alta profundidad de campo
Foto con alta profundidad de campo

Mientras que la fotografía macro, es decir, la fotografía de objetos muy pequeños, es un ejemplo típico poca profundidad de campo

Fotografía macro de un insecto

¿Cómo se relaciona la profundidad de campo con la apertura?

Ya lo habiamos dicho, pero esta es la versión menos apresurada.

La relación entre la apertura y la profundidad de campo es inversa, es decir, que mientras más grande sea la apertura, menor será la profundidad de campo y mientras más pequeña la apertura, obtendremos una profundidad de campo mayor.

Dicho de otra manera, el valor f/4 tiene una menor profundidad de campo que el valor f/8. Por eso dijimos que la relación entre valores f tiene una utilidad más clara cuando hablamos de profundidad de campo: entre mayor es el denominador del valor f mayor es la profundidad de campo que obtenemos.

En profundidades de campo menores, el fondo aparece borroso. Justo como en la foto del insecto arriba de estas líneas. Muchas veces queremos este efecto pues realza nuestro sujeto bellamente.

Pero otras veces queremos que todo aparezca enfocado. Como en la foto del paisaje antes de la del insecto. El paisaje sólo se aprecia así de impactante cuando toda la imagen es clara.

Lo importante es practicar

No te quedes con el conociemiento sólo en la cabeza. La mejor manera de entender plenamente el efecto de la apertura en la profundidad de campo, es practicando. Si te es posible, ve a un lugar abierto, que te permita fotografiar a largas distancias y también a distancias cortas. Intenta con diferentes aperturas tanto en objetos lejanos como en objetos cercanos. Mira los resultados y analiza particularmente el fondo de cada fotografía. Trata de pensar en situaciones en las que te sería más útil un ajuste de apertura u otro y haz una nota mental de ello, así sabrás que ajuste seleccionar cuando lo necesites.

Por último, recuerda que la apertura es sólo uno de los tres conceptos que, junto con la Velocidad de obturación y el ISO, conforman el triángulo de exposición y que trabajan en conjunto para lograr la exposición deseada en cada una de tus fotografías.

¿Te gustó el artículo? Suscríbete GRATIS a FotoAdiccionDigital y recibe nuestros mejores y más recientes artículos directo en tu correo.


Lee más artículos como éste en nuestra sección de Consejos y tutoriales