7 ERRORES FATALES en la FOTOGRAFÍA INFANTIL

 

Evita estos errores y gana en la fotografía infantil
Fotografiar niños no siempre es fácil

Los niños. Cualquiera que los conozca sabe que son naturalmente los mejores candidatos para hacer una fotografía que llegue al corazón… PERO así como son bellos, también son enormemente inquietos, y difíciles de fotografiar. Es por eso que preparamos esta lista para que puedas evitar los más graves errores al fotografiar niños. Con esto y un poco de suerte, te convertirás en el mejor haciendo fotografía infantil en este lado del mundo, o por lo menos en tu comunidad =D.

Estos son los 7 errores en fotografía infantil que debes evitar:

Error # 1. No estás listo.

Si vas a fotografiar a un pequeño DEBES estar preparado. Recuerda que el tiempo pasa a distinta velocidad cuando eres niño, y por eso son tan impacientes. ANTES de comenzar, verifica los ajustes de tu cámara, planea cómo van a ser las tomas y asegúrate de contar con suficiente espacio en tu tarjeta de memoria

Error # 2. Ser poco interesante

Es inevitable. Cuando quieres que los niños miren hacia la cámara, siempre encuentran algo más llamativo en que distraerse. Si te encuentras en este caso, es debido a que una cámara no es lo suficientemente interesante para un niño, por eso, lleva contigo objetos que llamen la atención, (juguetes, campanas o dibujos de personajes animados ) y úsalos a tu favor. Pídele a alguien que te ayude colocándose, DETRÁS de ti (no al lado) y que atraiga la atención del pequeño.

Error # 3. No planear el momento y lugar

Al momento de fotografiar, hay otras cosas que considerar además de la escena. En el caso de los niños, es mejor evitar tratar de hacer una sesión fotográfica cuando están cansados o hambrientos. Elige con cuidado la hora del día.

Un punto adicional sobre la hora, es que si vas a hacer fotos en exteriores, evites el mediodía en un día despejado, pues la fuerte luz directa no es la más recomendable para fotografiar. Si por el contrario, piensas tomar las fotografías en interiores, asegúrate de contar con suficiente espacio para moverte y capturar los mejores ángulos.

 

Hay que planear la fotografía infantil
Un niño cansado o hambriento puede ser MUY difícil de fotografiar

Error # 4. Exageras con las poses

La fotografía con niños posando es excelente, pero no dejes que instagram o pinterest controlen tu mente. No es necesario que los niños realicen las poses exactas, si los aburres y presionas demasiado no obtendrás los resultados que anhelas. Mejor, busca ideas y temáticas en lugar de poses específicas, dales la libertad de ser ellos mismos, pues al final eso es lo que queremos capturar en nuestras fotos.

Error # 5. Empezar por lo sencillo

Si vas a hacer una sesión, empieza por las poses y deja los momentos más espontáneos al final. Comenzar con las poses no es garantía de que los niños las acepten , sin embargo, si lo hacen, no hay mejor momento que al inicio de la sesión. Empieza siempre por lo más difícil.

 

Intentar fotografiar niños cansados haciendo poses es una receta para el desastre
Evita hacer las fotos difíciles al final de la sesión, cuando los niños ya están cansados

Error # 6. Hay demasiado movimiento

Son niños. Juegan. Se distraen. Pero, hay algunas cosas que puedes hacer para controlar su ímpetu. por ejemplo, puedes pedirles que se sienten en una silla o en una banca. Siempre busca que se sientan cómodos, y no los presiones, pues no queremos fotografiar lágrimas. Se flexible y procura negociar con ellos, si no quieren sentarse tal vez quieran pararse al lado de la silla o recargarse en ella.

Error # 7. No los dejas jugar

Puede que parezca que este punto se contrapone con el anterior, pero no es así. Hay un momento y lugar para todo y la fotografía infantil no es la excepción. No hagas una sesión sólo de fotos estáticas y con pose. Deja la segunda mitad de la sesión para fotografiarlos jugando. Piensa en actividades que ellos disfruten y que puedas fotografiar, como volar una cometa, jugar haciendo burbujas de jabón, tal vez fotografiarlos en un parque de juegos infantiles o pintando. Usa tu imaginación y disfruta del momento.

 

Al hacer fotografía infantil no olvides ser espontáneo.
Deja a los niños ser niños. La espontaneidad es hermosa.

Si evitas los errores que acabamos de enumerar, estarás entre los mejores fotógrafos infantiles. Sólo recuerda una última cosa: Tómalo con calma. Si tú estás tenso o estresado, los niños lo captarán y se sentirán intimidados por tí. La fotografía infantil es difícil porque esas personitas no son adultos pequeños y tus prioridades fotográficas están al último en su lista. No es personal.

Si te atreves a hacer fotos de niños, encontrarás que también es altamente gratificante cuando logras capturarlos en todo su esplendor.

¿Te gustó el artículo? Suscríbete GRATIS a FotoAdiccionDigital y recibe nuestros mejores y más recientes artículos directo en tu correo.

Lee más artículos como éste en nuestra sección de Consejos y tutoriales

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *