11 CLAVES para tomar FOTOS PERFECTAS

Diversión en la nieve

Foto perfecta de diversión familiar

Nitidez. Eso distingue a una gran fotografía del resto.

En ocasiones, tenemos frente a nosotros una gran escena para fotografiar, sacamos nuestra cámara para capturar el momento antes de que desaparezca y tomamos una foto… sólo para darnos cuenta de que tenemos una imagen borrosa, una señal de lo que pudo ser algo sorprendente y no fue.

Si quieres evitar que esto te suceda, estos 11 consejos te pondrán en la ruta correcta en tu búsqueda de fotos perfectas:

1. Hazte una revisión de la vista

Es en serio. Hay muchísimas personas con algún problema visual que andan por ahí sin saberlo simplemente porque nunca se han realizado un examen visual. Si ya usas anteojos, revisa tu graduación. Una buena fotografía nace de tus ojos, cuídalos.

2. Sujeta bien tu cámara

El movimiento de la cámara al tomar una foto, se traduce en imágenes borrosas, sobre todo en velocidades de obturación bajas. Hay tres cosas que puedes hacer al sostener tu cámara que pueden mejorar mucho la nitidez de tu fotografía: La primera es mantener tus brazos cerca de tu cuerpo, “apoyándolos” en tu torso y así evitarás el movimiento indeseado de la cámara. La segunda es que debes sujetar tu cámara firmemente pero sin exagerar, si utilizas demasiada fuerza tu mano temblará y no obtendrás el resultado deseado. La última pero no menos importante es que la estabilidad de tu cámara depende de la estabilidad de tu posición, en resumen, apóyate contra una pared o un árbol y si esto no es posible, mantén tus pies separados a una distancia un poco mayor que la de tus hombros y las rodillas ligeramente flexionadas, o apoya una rodilla en el suelo.

3. Usa un trípode

Si la ocasión lo permite, agrega estabilidad utilizando un trípode. El secreto para eliminar por completo el movimiento de la cámara es usar la función de temporizador, así evitas mover la cámara al presionar el disparador. También puedes usar un disparador inalámbrico.

4. Limpia tu equipo

Al igual que con los anteojos o las ventanas, las lentes también necesitan limpieza, y aunque con menos frecuencia, el sensor de tu cámara puede acumular polvo y resultar en imágenes de menor calidad. Consulta el manual del fabricante, y ya sea que lo hagas tu mismo o la envíes a mantenimiento, hazte el hábito de limpiar tu equipo regularmente. No lograrás fotos perfectas usando un equipo sucio.

Limpia tu equipo fotográfico
Tu equipo fotográfico debe estar siempre limpio

5. Usa lentes de calidad

Las lentes, incluso del mismo fabricante no son todas creadas iguales. Hay una enorme diferencia en la nitidez de las fotos obtenidas utilizando una lente “de entrada” a las que pueden hacerse con una lente profesional. Pero es importante que midas tú mismo tus objetivos en el mundo de la fotografía, pues lo que es suficientemente bueno para alguno, no necesariamente lo es para el otro. Lo que sí es necesario es que hagas la prueba y adquieras la lente de mejor calidad que te puedas permitir sin dejar de tomar en cuenta tus necesidades. Siempre prefiere calidad sobre cantidad.

6. Controla la Profundidad de campo

La apertura, además de controlar la cantidad de luz que entra por la lente hacia el sensor de nuestra cámara, tiene como efecto secundario controlar la profundidad de campo, es decir, la porción de la fotografía que permanece enfocada. En bajas profundidades de campo, sólo el sujeto principal queda enfocado. Por eso es muy importante seleccionar la apertura dependiendo de la situación y balancearla utilizando el triángulo de exposición. Si estos conceptos son nuevos para ti, sigue los vínculos. Te darán una buena idea de por dónde empezar.

7. Utiliza la apertura óptima

A pesar de que las lentes funcionan correctamente en todo su rango de apertura, las mejores fotografías suelen provenir de una apertura en particular. Ésta es la apertura óptima y se encuentra uno o dos valores por debajo de la apertura máxima de la lente. Inténtalo.

8. Aprovecha el estabilizador de imagen

Si te lo puedes permitir, adquiere lentes con estabilizador de imagen integrado. Esta característica ayuda a evitar el efecto del movimiento de la cámara, logrando así imágenes más nítidas. Un poco de ayuda tecnológica nunca está de más.

9. Enfoque perfecto para fotos perfectas

Usar la función de auto enfoque funciona de maravilla en la mayoría de las situaciones, sin embargo, nunca está de más verificar si el enfoque automático está dando el resultado que queremos, antes de presionar el disparador. Si no es así, puedes intentar nuevamente el enfoque automático o ajustar manualmente el enfoque para lograr que nuestro sujeto principal quede correctamente enfocado.

El enfoque es básico para obtener fotos perfectas
Es muy importante tomarte el tiempo para enfocar correctamente

10. Usa la velocidad de obturación adecuada

Así como la apertura tiene como efecto secundario la profundidad de campo, la velocidad de obturación controla qué tan “congelada” quedará la imagen capturada por nuestra cámara. Esto es un punto importante a considerar al tomar fotografías de sujetos en movimiento. Las fotos tomadas con bajas velocidades de obturación son más borrosas. Pero ten cuidado. Las altas velocidades de obturación pueden también acarrear imágenes menos luminosas.

11. Selecciona el ajuste ISO apropiado

La tercera parte de nuestro triángulo de exposición, también tiene efecto en nuestra fotografía. Selecciona el ajuste ISO más bajo posible de acuerdo a la cantidad de luz y en consonancia con los ajustes de apertura y velocidad de obturación seleccionados. Cuidado con los valores altos de ISO, pueden agregar ruido a tus fotos perfectas. Usa con moderación.

¿Te gustó el artículo? Suscríbete GRATIS a FotoAdiccionDigital y recibe nuestros mejores y más recientes artículos directo en tu correo.

Lee más artículos como éste en nuestra sección de Consejos y tutoriales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *