Cómo lograr una BUENA EXPOSICIÓN

Una buena exposición es la base de una buena fotografía

Los tres mosqueteros

Hay tres ajustes en tu cámara que afectan el nivel de exposición. Son nuestros tres mosqueteros. Nos estamos refiriendo al ISO, la apertura y la velocidad de obturación.

El secreto para lograr una buena exposición en una fotografía, es controlar estos ajustes. Y sobre todo, dominar las relaciones entre ellos. Pero no se puede controlar lo que no se conoce. Por eso es que conocer las relaciones entre los tres mosqueteros es tan importante.

Si aún no te son familiares estos conceptos (ISO, la apertura y la velocidad de obturación), te recomendamos que leas primero los artículos que escribimos acerca de ellos y luego regreses a este post.

¿Qué es la Exposición?

Hagámoslo simple. La exposición no es otra cosa que la cantidad de luz capturada por nuestra cámara.

Como en el fondo, capturar luz es todo lo que hace la cámara, ya te podrás imaginar, la importancia de la exposición en una fotografía.

Entonces, ¿Que es el Triángulo de Exposición?

El triángulo de exposición es una manera de representar las relaciones entre los tres factores principales de la exposición, ISO, apertura y velocidad de obturación y expresándolos como los lados de un triangulo que representa su efecto en nuestro resultado final.

A pesar de que el triángulo es la representación más común, hay un mejor modo de explicarlo.

El modo más sencillo de explicarlo es con una analogía: imagina que estás dentro de una casa, frente a una ventana. En esta analogía, tú eres el sensor de la cámara. El tamaño de la ventana que permite pasar más o menos luz representa la apertura. Pero la ventana también tiene una persiana, cuando la abres, entra luz y cuando la cierras no entra nada. Imagina que abres y cierras la persiana rápidamente. Entre más tiempo esté abierta, más luz entra. La persiana representa al obturador. Por último, imagina que tienes varias gafas para el sol, unas más oscuras que otras. Dependiendo del par de gafas que elijas, tus ojos serán más o menos sensibles a las luz. Las gafas representan el ajuste ISO.

La exposición es como mirar a través de una ventana
Piensa en la exposición como mirar a través de una ventana

Al igual que en el ejemplo anterior, los tres ajustes actúan todos a la vez para controlar la luz que llega al sensor. Puedes obtener la misma cantidad de luz si el tamaño de la ventana fuera el doble pero la persiana permaneciera abierta sólo las mitad del tiempo.   O si la persiana estuviera abierta el doble de tiempo, pero usaras gafas dos veces más oscuras…

Así es como funcionan los ajustes en tu cámara

Justo como en el ejemplo anterior. Cada cambio en la apertura, duplica o divide por la mitad la cantidad de luz que entra la cámara e igualmente cada cambio en la velocidad de obturación también duplica o divide por la mitad la cantidad de luz.

Lo anterior, hace posible que podamos jugar a mantener el mismo nivel de exposición, con ajustes de apertura y velocidad de obturación distintos.

El ISO funciona un poco diferente, simplemente amplificando la señal luminosa obtenida por los otros dos ajustes, es por esta razón que el ISO es el ajuste al que recurrimos al final, en los casos que lo requieran cuando los otros dos ajustes no alcanzan para obtener el resultado que deseamos.

Cuidado con los efectos secundarios del Triángulo de Exposición

Pero hay otra cosa importante que mencionar, y es que cada ajuste tiene un efecto secundario  además de su impacto en la exposición:

  • La Apertura controla la profundidad de campo, es decir las porción de la fotografía que queda bien enfocada. Una fotografía con poca profundidad de campo muestra al sujeto bien enfocado y el fondo borroso. Mientras que una fotografía con una mayor profundidad de campo, prácticamente toda la foto queda bien enfocada.
  • La velocidad de obturación controla también que tan congelada queda la imagen de sujetos en movimiento, por lo que controlar su ajuste es muy importante al hacer fotografías de eventos deportivos.
  • Por último el ISO, también controla la cantidad de grano o “ruido” que aparece en nuestras fotografías, más sensibilidad a la luz, más ruido y mas granularidad obtenemos.

Estos efectos secundarios no tienen porqué necesariamente ser malos, a veces queremos la imagen un poco movida para transmitir la sensación de movimiento, a veces deseamos ver una silueta en lugar de facciones definidas, a veces requerimos que la foto transmita nostalgia y recurrimos a la granularidad intencionalmente.

El control de la exposición y la interrelación entre sus componentes y como compensamos para llegar al resultado deseado es una de las partes más emocionantes de la fotografía pues nos permite expresarnos a través de la luz. Y ¿qué es la fotografía sino eso?

¿Te gustó el artículo? Suscríbete GRATIS a FotoAdiccionDigital y recibe nuestros mejores y más recientes artículos directo en tu correo.

Lee más artículos como éste en nuestra sección de Consejos y tutoriales